lunes, 28 de diciembre de 2009

Hasta pronto "Tengo tiempo..."

Ok, un año que escribo mas de 300 entradas y al fin pude construir
dentro mío un poco de lo que soy, siguiendo el tema de mi entrada anterior,definámoslo como "al estilo Penny Lane", voy a dejar plasmado hoy a todas estas mujeres que habitan en mi ser; Mariella, Josefina,Cielo y quien les escribe Maru. No voy a tener un orden por lo tanto decidí empezar por Josefina;
...Si se da se da y sino mejor por que aguantaría hacerte llorar vos sabes
que no soy lo mejor y sabes como me hace mierda verte mal Josefina por favor no llores mas...
Creo que por esta canción nace Josefina, es una mezcla de muchas cosas se cree demasiado el papel de esta canción que ya la hizo carne en ella,es muy sincera, lista y por sobre todo siempre esta de buen humor aunque es un tanto bohemia, ama la vida por el solo hecho de respirar. A lo largo de los años (no es que sean muchos) fue descubriendo una especie de camino que debe seguir y así cumplir con sus metas, cree celosamente en la poesía como pocas, ama la literatura, cree que los libros son obras maravillosas y de otro mundo, lee Cortázar por sobre todo, y ama Rayuela. A lo largo de la vida colecciono amores y al igual que Penny Lane,lo bueno de todo esto es que empezó a conocer el mundo de la música como nadie. Es demasiado independiente por lo que no se lleva con las demás, puede gozar de un buen estado de animo constante pero prefiere la soledad de su alma, ella así es feliz. Descree totalmente de Cielo,
...A la noche yo tengo frió la rubia dijo y se echo a correr, es que quiere a alguien que este con ella y le de un poco mas de bola le pidió un regalo a los reyes: un hombre que nunca pero nunca la deje sola,de ahora en mas viviré viajando lejos de todo lo que me hace mal, lejos esta lo que estoy
buscando...
Ella es mas enamoradiza esta completamente enamorada del amor en si, no logra creer en el sexo opuesto por lo que creo una coraza donde se refugia de todo y de todos, prefiere creer que el amor es algo inalcanzable y que mejor es amar al amor en si y no a una persona que logre lastimarla. Quiere abocar su vida al arte, ama la pintura lo extraño y maravilloso que pueden dejar en las personas y sueña con ser cineasta.
La música al igual que el arte ocupa una enorme parte en su vida, toca el violín y, además canta,un tanto afinada y ama el rock nacional, aunque últimamente se esta dejando influenciar por el rock ingles y las bandas con gran historia. El único defecto que suele tener Cielo es una conducta un tanto extraña para resolver problemas, suele estar siempre depresiva y logro apoderarse de mi 2 años, de los cuales no fueron nada lindos. Logra llevarse bien con Josefina pero no soporta a Mariella,
...Piernas de enredadera, mirada dura como de pan de ayer sonrisa de madera tallada para quien la quisiera ver, manitos congeladas, piesitos fríos como el invierno, quien no sepa abrazarla se va a pasar la noche al infierno, y vuelve a esquivar notas moviendo su cabeza, entonces la belleza se aferra a su cintura de avispa y sobra la chispa...
Ella tiene un carácter tan soberbio que pocos logran conocerla como es en realidad, psicóloga de nacimiento cree que en las palabras esta la solución a todo y ama ese poder de las letras que logran describir cosas, personas,situaciones.Ama ese poder que logra tornar a la filosofía sensual.Tiene una personalidad demasiado oscura y es fácilmente tentable, le gusta ser domesticada, pero no por cualquier persona sino por aquella que idealiza. Cree en el amor, aunque sabe muy bien que no esta enamorada y suele reírse de Cielo por el simple hecho de que es imposible estar enamorada del amor. Ella cree que si hay algo de amor en ella es mas que nada devoción a Spinetta, la enamora como nadie y llega a llevarla a lugares imposibles que son creados con su poderosa imaginación, supongo que su mejor cualidad es escuchar y hablar acerca de esas cosas que pocos se atreven, tiene una facilidad para conocer a las personas que da miedo, se pierde profundamente con las letras de Pez y su tema favorito Better,solo presenta rasgos de sensibilidad humana al escuchar Pastoral y Silvio Rodríguez. Cree que la idealización es su modo de vida a tal punto que cuando cree estar a punto de darse cuenta que no existe tal idealización se desvincula de ella con una rapidez que no logras entender como puede pasar de la fascinación al odio en solo un segundo. Quiere a su lado a un hombre de letras a una persona que logre cautivarla y ponerla nerviosa con tan solo mirarla, que la bese como si fuera la ultima vez y logre domesticarla;guarda secretos de lo mas oscuros. Y suele ser dulce con aquellas personas que logran entenderla de verdad y que pueden llegar a escucharla de la manera correcta.Por otro lado, estoy yo quien les escribe,
...Ella solo quiere irse a la mierda por que nadie la vio crecer...
Yo soy Maru, logro contenerlas a todas y tratar de que ninguna logre apoderarse de mi cuerpo, o al menos lo intento; ya por mucho tiempo Cielo logro dominarme y Mariella es la que mas batalla da, quiere lograr apoderarse de todo y por momentos lo esta logrando, aunque no se lo hago tan fácil.
Creo que es un poco por lo que hace un año me llevo a abrir Multiifacetica, mas allá de personalidades son en realidad facetas de mi misma, que en este ultimo tiempo cobraron forma y nacieron 3 individuos completamente diferentes entre si, pero que solo yo logro congeniarlas de tal manera que puedan coexistir entre ellas. Soy muchas, soy una, soy esto, y creo que es una linda despedida para "Tengo tiempo para saber si lo que sueño concluye en algo" y darle paso a "Descalza Camina", es una etapa de transición en mi vida y se que se avecinan tiempos de cambios y descubrimientos, por eso es hora de dar paso a algo nuevo, desde hoy Multiifacetica, va a llevar la frase Descalza Camina.

Los temas que utilicé en esta entrada fueron:
Josefina- De La Gran Piñata.
La Historia de la Mosca y la Araña- De La Gran Piñata.
La rubia y el chino- La Mancha de Rolando.
Bajan- Spinetta
Descalza Camina- Spinetta.

domingo, 27 de diciembre de 2009

Pequeño ataúd, caja de cigarros.

Me tome el atrevimiento de "robarme", parte del texto de mi blogger favorita Val, mas conocida como Penny Lane para mi, a esta entrada la llamó "Multiformidad Yoica" yo decidi tomar el siguiente fragmento por que es la primera persona en el mundo que logro plasmarme a mi . Me gustaria muchisimo que lo lean, deje como enlaces el blog de Val y la entrada si la quieren leer en su totalidad, se que les va a gustar.

"(...)Penny es luz…aunque también tiene sus días de oscuridad. Penny ama a la música más que a su vida y cree que su vida sin música no tendría ningún sentido. Se interesa por el amor pero de la misma manera que Cristina…lo deja ir porque también se desenamora pasados unos meses. Cuando creyó encontrar su alma gemela se dio cuenta de que en realidad las almas gemelas no existen, cambió a Platón por Nietzsche e invirtió las teorías idealistas. Penny Lane es un poco bohemia, sueña con ser artista, sueña con irse a vivir a Paris o con mudarse a un departamento para decorarlo con cuadros de los Beatles, Floyd, Zeppelin y todas las bandas que le gustan, sueña con un lugar para ella sola, con discos de vinilo, CDS y muchísimos libros esparcidos por todas las habitaciones. Penny se pasa noches enteras bajando música de Internet y escuchando detenidamente cada CD, se hace amiga de músicos y deduce que de sus relaciones amorosas una de las cosas que más rescata cuando las relaciones acaban son todos los aportes musicales que éstas relaciones le otorgan, por eso es que pasó de escuchar rock nacional, algo de heavy metal, post-rock, a rock clásico, e incluso punk. Penny absorbe influencias musicales de todo su entorno, ama salir los sábados a la noche a dar vueltas en auto escuchando música a todo volumen sin importarle un carajo lo que piensen los demás. Ama ir a recitales, incluso a los más under, y sabe que si alguna vez en la vida tendría la oportunidad de irse de gira con alguna banda…no lo dudaría ni un segundo, aunque en el fondo sabe que eso es un sueño bastante utópico…no deja de soñarlo. Penny Lane se lleva muy bien con Valérie, aunque discrepa con ésta última porque Valérie todavía no ha podido liberarse completamente del idealismo y de vez en cuando aún sigue cayendo en esa estúpida idea de creer en un tipo de amor que en el plano empírico se torna inexistente (lo ha corroborado por experiencias en más de una oportunidad pero es un poco testaruda).
Valérie es solamente luz. Tiene sus orígenes en días enteros envueltos en ensueños y romanticismo, en noches enteras buscando películas de amor para llorar y llorar y llorar y llorar hasta el hartazgo mirando esas parejitas tan perfectas de las películas, degustando esas historias que ella creía tan lejanas, esas vivencias que jamás creía que le tocarían a ella…hasta que…el destino le demostró que ella también podía vivir sus historias de amor como en las películas (y realmente así lo fueron, aunque solo haya sido al comienzo). Pero con el tiempo Valérie se dio cuenta de que las películas nunca mostraban qué pasaba después del final feliz…y cayó en la cuenta de que sus historias de película habían sido hermosas, pero al mismo tiempo efímeras y envueltas en una idealización hacía el objeto amado que se esfumaba instantáneamente pasada la etapa del enamoramiento. Se dio cuenta de que eso no era amor…eso era proyección de un ideal formado de tanto soñar, soñar y soñar volando lejos con la imaginación.
Valérie llegó a la conclusión de que no ama a los hombres, ella ama al amor, está enamorada del amor. En su nacimiento quizás era algo cursi, pero ahora aborrece cualquier tipo de exceso de demostración, prefiere los actos a las palabras, le gusta la ternura pero en su justa medida y odia que le digan que la van a amar para siempre. Es una eterna soñadora, y si bien su yo actual ya no sueña tan idealmente como antes…sabe que nunca en su vida podrá dejar de soñar. Valérie se formó completamente cuando un suceso marcó un antes y un después en su existencia, y ese suceso fue una película: Amélie. Se sintió tan identificada con la personalidad de la actriz principal que desde ese entonces y para siempre esa será su película favorita, porque a Valérie le gusta ver los detalles que nadie más ve, ella busca la felicidad en las cosas más simples de la vida, en los pequeños placeres. Su principal habilidad es la de saber ver con los ojos del alma, le hacen falta tan solo unos minutos para determinar si una persona tiene luz en su interior y jamás…jamás de los jamases ese dote le ha fallado, por eso es que constantemente se rodea de personas sumamente interesantes, inteligentes, cultas y especiales, con almas de diamante.
Valérie ama la fotografía, porque considera que mediante su cámara puede refractar en imágenes aquello que percibe su alma. Le encanta convertir las fotos en añejas, darles un tinte antiguo, quizás sea porque pese a que ella vive su presente, siempre conserva un poco de nostalgia por el pasado, por eso es que quizás también le encante vestirse con un estilo retro. Valérie es armonía, armonía que no implica estabilidad, es armonía dinámica, armonía entre sus pensamientos, sentimientos, deseos y acciones, armonía que solo se genera cuando también se hallan armónicos su interior y su entorno externo, cuando todas sus relaciones de ella misma para con las personas que la rodean se haya en buen estado de conservación. Lo que más felicidad le brinda a su alma es la felicidad naciente de hacer feliz a alguien más, lo cual no quita que también encuentre la felicidad en soledad.
No solo ama la fotografía, sino que por sobre todas las cosas le encanta escribir, no puede vivir sin hacerlo, por eso es que ama tanto la literatura, pero también le apasiona la filosofía, y obviamente la psicología ya que intenta hacer de ello una especialidad, sin dejar de lado todo lo relacionado con el arte, la música (aunque no tanto como a Penny) y también puede pasar noches enteras degustando películas porque es una cinéfila aficionada. Ama a sus amistades, a su familia…y muchos días también se quiere mucho a sí misma, aunque le falta un poco de confianza y se frustra fácilmente cuando algo no le sale. Lo más inmenso que hay en ella es su espíritu filosófico, su amor hacia la sabiduría, su gran ansiedad por aprender, aprender acerca de todo, le encanta que le digan que es una persona interesante pero le duele muchísimo cuando decepciona a alguien y una de sus principales metas en la vida es llegar a ser lo más culta posible, saber acerca de todo lo que esté a su alcance, por eso se siente muy realizada cuando puede tener conversaciones intelectuales con personas que le llenen el alma. Su filosofía de vida consiste en ganarle la batalla a sus dos peores problemas: el apego al pasado y el miedo hacia el futuro, ella cree que lo mejor es vivir en el presente, sin dejar de lado las metas hacia delante, sin perderse en el pasado sino más bien aprendiendo de él, conservando en el hoy todo lo luminoso que esté a su alcance, absorbiendo luz de las personas que atraviesan su vida y haciendo brillar fuertemente su luz interior para que les llegue a los demás. Ella ha descubierto que la esencia de la vida está en la simpleza y belleza de lo cotidiano y conservará ese pensamiento hasta el fin de sus días.
(...)"

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Hoy me costo.


Creo estar en una etapa donde no me sale una palabra que tenga sentido con la otra, siento una especie de huracán, de tormenta que me envuelve sin dejarme respirar, sin dejarme sentir, sin dejarme pensar, sin dejarme escribir. Por momentos una impotencia me envuelve hasta ahogarme y me deja muda sin poder ni siquiera gritar, se que es transitorio como la mayoria de mis estados, pero al momento de hablar lo unico que puedo hacer es callar, al momento de gritar solo un silencio sale de mi. Cuesta se que todo cuesta, pero Hoy me costo, hoy me costo levantarme, me costo abrir los ojos, me costo cambiarme, me costo caminar.

Hoy me costo.


martes, 22 de diciembre de 2009

sábado, 19 de diciembre de 2009

Mostrame como sos, tal vez sea la unica que comprenda.

Me gustaría que realmente si lo sentís, me muestres como sos, quien sos, y si, tal vez ya lo haya visto, tal vez realmente soy la única que te conoce como sos; y quizás estoy tratando de mentirme a mi misma, es que una vez mas esa idealización que tengo con las personas creció demasiado y dejo que se formara todo un VOS que realmente no lo sos; y si me gustas, y si me encantas, y si me cautivas con cada palabra que sale de tu boca, y si me encantaría que seas mi amor. Tanta oscuridad no te deja ver lo que realmente me pasa con vos.

Si tu idea se convierte en algo nuevo
Hay un signo que se cuelga esta pasión
Tu bandera y tu universo es para andar fundando sueños
Cuando estas ahi que puedo pedir
Nos entendemos, bailamos esta danza que nosotros inventamos una vez

Poca esperanza, un tiempo salvaje, mucho que hacer mas que aprender
Por todo lo que perdimos en la vida el vacio llenara nuestros sueños locos

Dale amor, mostrame como sos, este ritual nos hace uno
Dale amor, mostrame como sos, este ritual nos hace uno

martes, 15 de diciembre de 2009

El Reproductor en Aleatorio

"...Dame luz dame luz para continuar que ya viví así y no quiero mas oscuridad..."
La vida mas de una vez me paso por al lado, y tal vez sea todo mi optimismo por haber aprobado el fuckin final de Derecho Romano con 10, o que hoy estuvo demasiado soleado en mi berazategui querido, pero al llegar a mi casa lo primero que hice fue prender la pc, poner el reproductor en aleatorio (no hay nada mas gratificante que eso) y el primer tema que escucho es este, y no se si realmente quiero despojarme de mi oscuridad pero si tal vez un rayito de luz que penetre entre tanta oscuridad, o al menos algo que me de ese aliento para seguir adelante que vengo buscando, hace mucho tiempo ya,no es de exagerar si digo años, el problema con el el modo Aleatorio es que después de ese tema maravilloso para mi gusto, pasamos a
"...Lustrador de las miserias ambulantes, se que todos usan guantes para estrechar tu mano, sucia desde el antebrazo hasta todos tus dedos que aunque sean 10 impotentes son, que aunque sean 10 tus manos son dos, luchador de la ironía cotidiana(...) cuanto te ame pequeño, cuanto llore tu muerte,entre diarios y franelas..." y la verdad es que me deja perpleja ese tema cada vez que lo escucho, creo que mas por la gran influencia que tiene en mi vida Pastoral, este tema en particular como también, En El Hospicio, logran siempre que los escucho (depende en el día que me encuentre) robarme demasiadas lágrimas; Pero continuando con esta especie de Catarsis Musical, "...Vamos a ver como es perder lo que encontramos, de todos los estados este es el mas raro(...) el hueco donde me duermo también hace frió (...) pienso en el destino inquieto (...) la mentira que se agiganta cada vez quedamos menos..." ; muchas veces que me cuelgo escuchando musica, suelo divagar un poco y creer que mi reproductor quiere torturarme dandome todas aquellas canciones que muchas veces es mejor dejarlas guardas en una carpeta y por mucho mucho tiempo no abrirla.
"... Me despierto pensando si hoy te voy a ver, pero es inutil negarlo tu me estas atrapando otra vez (...) y aunque alguien me advirtio nunca dije que no y ahora tengo que esconder las heridas y ese pulso que jugue por que quize lo perdi, nunca me podre alejar de ti, te extraño cando llega la noche pero te odio de dia(...)creo que deberia dejarte irme lejos y no volver..." muchas veces que me siento a escribir delante de la pc, creo leerme y ver mucha tristeza y creo que vivo de los recuerdos, de amores que ya no estan y de heridas que nunca van a cerrar.
"...pero amor yo puedo resistir..." si hasta que punto? y que es lo que podemos resistir?. La verdad que mucho aleatorio mucho aleatorio pero me crean mas traumas de los que ya tengo.
Y resolvi que la finalidad de este texto es sacarle una sonrisa o aunque sea un "tal cual ese tema me hace sentir lo mismo" o al menos una manera rara de recomendar temas.

  1. Dame Luz, Nompalidece
  2. Lustrabotas de Avenida, Pastoral
  3. Me estas atrapando otra vez, Los Rodriguez
  4. Resistir,Cuentos Borgeanos
Continuara.. (debio a fallas tecnicas con el reproductor un problemita de bateria)

viernes, 11 de diciembre de 2009

no sos mi premio, y creo que al darme cuenta de eso ya nada me motiva a seguir con todo esto.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Estoy jodidamente jodida.

Uno cree que a larga todo es lo mismo, paso a explicar el por que de esta hipótesis.
cambias totalmente de parecer cuando Al principio pensas, "que bueno che,al fin hay cosas en mi vida que están saliendo bien" y despuéssi si otra vez la vida te da la espalda y te escupe en la cara con total impunidad. No es que me guste abrir mi blog y hablar sobre todo aquello que me sale mal pero es mi triste realidad tal vez sea yo que no distingo las cosas no tan malas que me pasan ni tampoco es que nunca me pasa nada bueno, pero son contadas con la mano izquierda las cosas buenas hasta ahora estos últimos renglones parece que me la paso quejandome de todo no? Y que particular que es este texto que no tiene el cuerpo ni la postura de mis otros textos y si hay días en que esta bueno escribir por escribir y mandar todo el tablero al carajo sin pensar mucho en lo que sale de tus manos. Me di cuenta de que no utilicé ninguna coma y si no las quiero usar en este texto por que me acabo de dar cuenta de que me levante jodida hoy. La conclusión que hago de todo esto, es que me falta crecer, que si me siento tan jodida ahora con 19 años, que me espera en el futuro?

martes, 1 de diciembre de 2009

dale dolores no llores,

Tenés que olvidar, nena no podés Era
un escritor, se la daba de, era un usador de tu
buena fe

domingo, 29 de noviembre de 2009

Amelie tiene de repente la extraña sensación de estar en total armonía consigo misma, en ese instante todo es perfecto, la suavidad de la luz, el ligero perfume del aire, el pausado rumor de la ciudad. Inspira profundamente y la vida ahora le parece tan sencilla y transparente que un arrebato de amor, parecido a un deseo de ayudar a toda la humanidad la empapa de golpe.

hay un deseo que pido siempre que pasa un tren.


Hay días para quedarse a mirar, hay días en que hay poco para ver,

SER FELIZ.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Carta Abierta a mi Misma:

Decime, contame, explicame, que es lo que te pasa? Porque actúas de esa manera? Acaso perdiste lo poco que te quedaba de cordura,o tal vez solo tal vez es tu modo de renunciar a lo poco que te hacia feliz. La verdad es que ya no te entiendo,ya no logro comprenderte,me dejas tan desconcertada que muchas veces dudo de estar dentro de tu cuerpo, se que siempre nos gusto ese juego de tener alteregos y poseer ese don para crear facetas de nosotras mismas que lograban mezclarse en la realidad de este mundo tan combulcionado. Pero, no entiendo cuando, no entiendo como, ni tampoco donde, ocurrió lo que nos paso y ahora me encuentro acá, apoderándome de tu cuerpo unos minutos para poder hacerte llegar todo este dolor que tengo dentro, ya no puedo manejarlo, ni tampoco soportarlo solo quiero que abras los ojos, que pienses un segundo, que medites al respecto de tus acciones y logres entender que no estas sola, que tenes que tenerme en cuenta para tus decisiones, que no todo se toma a la ligera, que se debe pensar y premeditar cada paso por mas que creas que es lindo un poco de impulsividad en tu vida, pero para este tipo de decisiones es de gran importancia pensar, si lo que buscas es encontrar tu camino.
Hace meses que no conversamos, hace meses que te dejas manejar por el momento y sabes muy bien que a mi no me gusta que las cosas se solución con "el momento", solo te pido que pienses las cosas, que me digas, que me consultes, que me ayudes a salir de este pozo, por que lo único que estas logrando comportandote como lo haces, es matarme de a poco y perder esa gran parte de VOS. Solo busco que leas estas lineas y que puedas realmente encontrar tu norte, y poder reencontrate conmigo, con vos.
Necesito tanto salir a la luz, hace ya meses que me dejaste olvidada en un rincón, y todavía no logro entender el porque, siempre pensé que, mas allá de estar en el mismo cuerpo, realmente eramos una, pero me equivoque, decidiste dejarme olvidada y seguir adelante, como si ya nada importara. Se que buscas la tranquila en tus días y también se que vos sabes muy bien que buscamos lo mismo, cada una tiene su manera, pero al final solo al final, las dos queremos el mismo camino.
Por favor te lo pido,recapacita en tus acciones, pensa tus sentimientos, y date cuenta de que me estas perdiendo. Solo quiero sanar todo este dolor, y poder al fin, volver a vernos reir.

viernes, 20 de noviembre de 2009

La vie en rose,

Ojos que hacen bajar los nuestros
Una risa que se pierde sobre su boca
He aquí el retrato sin retoque
Del hombre a quien pertenezco

Cuando me toma en sus brazos,
Me habla todo bajo
Veo la vida en rosa,
Me dice palabras de amor
Palabras diarias,
Y eso me hace algo
Entró en mi corazón,
Una parte de felicidad
Que conozco la causa,
Es él para mi,
Mí para él en la vida
Me lo dijo, lo juró
Por la vida.
Y en cuanto lo perciba
Entonces siento en mi
Mi corazón que late.

Noches de amor por terminar más
Una gran felicidad que se sienta su
Problemas, penas se borran
Feliz, feliz a morir

Cuando me toma en sus brazos,
Me habla toda parte baja
Veo la vida en rosa,
Me dice palabras de amor
Palabras diarias,
Y eso me hace algo
Entró en mi corazón,
Una parte de felicidad
Que conozco la causa,
Es él para mi,
Mí para él en la vida
Me lo dijo, lo juró
Para la vida.
Y en cuanto lo perciba
Entonces siento en mi
Mi corazón que pega.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Es cuestion de tomar impulso,

Mañana va a ser un gran dia te lo digo yo
nos vamos a mirar las caras entre todos
el norte no va a estar arriba va a ser todo sur,
ya no van a sangrar las manos de esos pocos

ya no hay dolor
ya no duele y no va doler


si todo lo que te lastima el tiempo lo hace durar
hasta que seas consciente que no te hace daño
si yo no se lo digo a nadie, pero me di cuenta,
que pudo ser peor, que no fue para tanto
y vos preguntaras por que esperamos tanto
solo para tomar impulso y llegar mas alto


ya no hay dolor
ya no duele y no va doler

mañana va a ser un gran dia te lo digo yo
ya no duele y no va doler
solo para tomar impulso y llegar mas alto
ya no duele y no va doler

jueves, 12 de noviembre de 2009

rezo por vos,

La indomita luz se hizo carne en mi y lo deje todo por esta soledad.
Y leo revistas en la tempestad, hice el sacrificio, abrace la cruz al amanecer
Mori sin morir y me abraze al dolor y lo deje todo por esta soledad.
Ya se hizo de noche y ahora estoy aqui, mi cuerpo se cae,
solo veo la cruz al amanecer.
Y cure mis heridas y me encendi de amor, y queme las cortinas y me encendi de amor, de amor sagrado.

martes, 10 de noviembre de 2009

Me gustaban las novelas de amor, me gustaban esos raros peinados nuevos.

Una cabeza estalla en San Telmo, un corazon se rompe en la Plata.

Una noche en las calles de Lomas
sin puntos ni comas le dio por hablar.
Su lunar, su iglesia... su candombe,
no aclaraban adónde apuntaba el pulgar.
Era linda (por dios que era linda)
si patinaba y seguía siendo linda.
No cantaba muy bien y no andaba mejor
pero sonreía y era la más linda.
Y salimos a quemar las veredas,
a enroscarnos en seda, biblia y calefón,
a salvar el pais...no, ¿qué digo al pais?
si salvamos al mundo... ¡¡¡y cuánto más !!!
las pasiones que dan escalofríos son aquellas que no se mezclan con el agua
yo viviendo en un pasado con ella
y ella viviendo en un futuro sin mí...
fantasmas de colores que hacen-clausulas de amores queman

domingo, 8 de noviembre de 2009

Anguilita, Medianeras,


Me traje esta soledad que es la de no estar sola
La que se invita sola a sentar en mi mesa
La que sienta cabeza, la que duele en los huesos,
  • La que nunca me besa pero me llena de besos.
Este “aca nomás” a nueve horas de casa
Que siempre se me pasa por querer ir sin frenos
Este más sin un menos, este ramo de espinas.
¿Que no llega ni siquiera a la esquina?
  • Me encantó tu pueblo y tu boca estrellada,
  • Tu sonrisa iluminada y tus brazos abiertos,
  • Tu sueño despierto y tu yerba lavada
  • Y verte más que nada

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Viernes 3 am, again

...y llevas el caño a tu sien apretando bien las muelas...
Ok, si necesito hacer catarsis nuevamente y este tema y este día y este blog me lo van a permitir,
hoy me encuentro con la idea en la cabeza de "hacerme a un lado y dejar que la vida siga su rumbo sin mi", se que tal vez estoy equivocada, se que no es así, se que lo ultimo que se pierde es la esperanza; pero y si realmente la perdí? si realmente perdí todo aquello que creía haber recuperado de mi vida? Si vuelven los días grises, si el sol no sale mas?.
Estoy cansada de esquivar a mi corazón, de romperme la cabeza buscándole una solución a todo lo que me rodea, como si yo tuviera una varita mágica que me ayude a resolver TODO; cambiar, girar,mover, saltar,gritar,cantar, necesito un poco de todo eso que un día fui, espero que todo esto solo sea una etapa transitoria en mi vida y que pueda por fin deshacerme de todos esos demonios que me acorralan, me acongojan y se rehusan a salir, ya es demasiado empiezan lentamente a sentir por mi, hablan por mi,ríen por mi, el resultado de todo esto es que me duele vivir, me agota,me cansa,estoy en el medio del vivir y el no vivir. El cansancio viseral me adopta cada día un poco mas,las nauseas logran penetrarme haciendo patria en mi levedad delirante.

viernes, 23 de octubre de 2009

# Natural II

Tampoco Pola hubiera comprendido por qué de noche él retenía el aliento para escucharla dormir, espiando los rumores de su cuerpo. Boca arriba, colmada, alentaba pesadamente y apenas si alguna vez, desde algún sueño interno, agitaba una mano o soplaba alzando el labio inferior y proyectando el aire contra la nariz. Horacio se mantenía inmóvil, la cabeza un poco levantada o apoyada en el puño, el cigarrillo colgando. A las tres de la mañana la Rue Dauphine callaba, la respiración de Pola iba y venía, entonces había como un leve corrimiento, un menudo torbellino instantáneo, un agitarse interior como de segunda vida, Oliveira se enderezaba lentamente y acercaba la oreja a la piel desnuda, se apoyaba contra el curvo tambor tenso y tibio, escuchaba. Rumores, descensos y caídas, ludiones y murmullos, andar de cangrejos y babosas, y un mundo negro y apagado deslizándose sobre felpa, estallando aquí y allá y disimulándose otra vez (Pola suspiraba, se movía un poco). Un cosmos líquido, fluido, en gestación nocturna, plasmas subiendo y bajando, la máquina opaca y lenta moviéndose a desgano, y de pronto un chirrido, una carrera vertiginosa casi contra la piel, una fuga y un gorgoteo de contención o de filtro, el vientre de Pola un cielo negro con estrellas gordas y pausadas, cometas fulgurantes, rodar de inmensos planetas vociferantes, el mar con un plancton de susurro, sus murmuradas medusas, Pola microcosmo, Pola resumen de la noche universal en su pequeña noche fermentada donde el yoghourt y el vino blanco se mezclaban con la carne y las legumbres, centro de una química infinitamente rica y misteriosa y remota y contigua.

jueves, 22 de octubre de 2009

# Natural

Siento en mi algo extraño
El cansancio de esperar me dejo sin nada al fin.
Y al caer tan profundo
Solo queda al respirar el recuerdo del ayer.
Que puedo hacer si en la soledad
El silencio es la ultima verdad
Y cada paso es un adios, cada segundo es el final
¿Quien cree en mi, quien piensa en mi?
Bailando solo, sin una se?de fe
No hay mil modos si dejaste de creer en mi.
Siento en mi las cenizas
Revivir, revivir.
Y en la soledad me pregunte
¿Quien cree en mi, quien piensa en mi?

sábado, 10 de octubre de 2009

#

u más profunda piel

Pénétrz le secret doré
Tout n’est qu’une flamme rapide
Que fleurit la rose adorable
Et d’ou monte un parfum exquis

Apollinaire, Les collines

Cada memoria enamorada guarda sus magdalenas y la mía —sábelo, allí donde estés— es el perfume del tabaco rubio que me devuelve a tu espigada noche, a la ráfaga de tu más profunda piel. No el tabaco que se aspira, el humo que tapiza las gargantas, sino esa vaga equívoca fragancia que deja la pipa en los dedos y que en algún momento, en algún gesto inadvertido, asciende con su látigo de delicia para encabritar tu recuerdo, la sombra de tu espalda contra el blanco velamen de las sábanas.
No me mires desde la ausencia con esa gravedad un poco infantil que hace de tu rostro una máscara de joven faraón rubio. Creo que siempre estuvo entendido que sólo nos daríamos el placer y las fiestas livianas del alcohol y las calles vacías de la medianoche. De ti tengo más que eso, pero en el recuerdo me vuelves desnuda y volcada, nuestro planeta más preciso fue esa cama donde lentas, imperiosa geografías iban naciendo de nuestros viajes, de tanto desembarco amable o resistido, de embajadas con cesto de frutas o agazapados flecheros, y cada poza, cada río, cada colina y cada llano los ganamos en noches extenuantes, entre oscuros parlamentos de aliados o enemigos. ¡Oh viajera de ti misma, máquina de olvido! Y entonces me paso la mano por la cara con un gesto distraído y el perfume del tabaco en mis dedos te trae otra vez para arrancarme a este presente acostumbrado, te proyecta antílope en la pantalla de ese lecho donde vivimos las interminables rutas de un efímero encuentro.
Yo aprendía contigo lenguajes paralelos: el de esa geometría de tu cuerpo que me llenaba la boca y las manos de teoremas temblorosos, el de tu hablar diferente, tu lengua insular que tantas veces me confundía. Con el perfume del tabaco vuelve ahora un recuerdo preciso que lo abarca todo en un instante que es como un vórtice, sé que dijiste: “Me da pena”, y yo no comprendí porque nada creía que pudiera apenarte en esa maraña de caricias que nos volvía ovillo blanco y negro, lenta danza en que el uno pesaba sobre el otro para luego dejarse invadir por la presión liviana de unos muslos, de unos brazos, rotando blandamente y desligándose hasta otra vez ovillarse y repetir las caídas desde lo alto o lo hondo, jinete o potro, arquero o gacela, hipogrifos afrontados, delfines en mitad del salto. Entonces aprendí que la pena en tu boca era otro nombre del pudor y la vergüenza, y que no te decidías a mi nueva sed que ya tanto habías saciado, que me rechazabas suplicando con esa manera de esconder los ojos, de apoyar el mentón en la garganta para no dejarme en la boca más que el negro nido de tu pelo.
Dijiste: “Me da pena, sabes”, y volcada de espaldas me miraste con ojos y senos, con labios que trazaban una flor de lentos pétalos. Tuve que doblarte los brazos, murmurar mi último deseo con el correr de las manos por las más dulces colinas, sintiendo cómo poco a poco cedías y te echabas de lado hasta rendir el sedoso muro de tu espalda donde un menudo omóplato tenía algo de ala de ángel mancillado. Te daba pena, y de esa pena iba a nacer el perfume que ahora me devuelve a tu vergüenza antes de que otro acorde, el último, nos alzara en una misma estremecida réplica. Sé que cerré los ojos, que lamí la sal de tu piel, que descendí volcándote hasta sentir tus riñones como el estrechamiento de la jarra donde se apoyan las manos con el ritmo de la ofrenda; en algún momento llegué a perderme en el pasaje hurtado y prieto que se negaba al goce de mis labios mientras desde tan allá, desde tu país de arriba y lejos, murmuraba tu pena una última defensa abandonada.
Con el perfume del tabaco rubio en los dedos asciende otra vez el balbuceo, el temblor de ese oscuro encuentro, sé que mi boca buscó la oculta boca estremecida, el labio único ciñéndose a su miedo, el ardiente contorno rosa y bronces que te libraba a mi más extremo viaje. Y como ocurre siempre, no sentí en ese delirio lo que ahora me trae el recuerdo desde un vago aroma de tabaco, pero esa musgosa fragancia, esa canela de sombra hizo su camino secreto a partir del olvido necesario e instantáneo, indecible juego de la carne que oculta a la conciencia lo que mueve las más densas, implacables máquinas del fuego. No eras sabor ni olor, tu más escondido país se daba como imagen y contacto, y sólo hoy unos dedos casualmente manchados de tabaco me devuelven el instante en que me enderecé sobre ti para lentamente reclamar las llaves de pasaje, forzar el dulce trecho donde tu pena tejía las últimas defensas ahora que con la boca hundida en la almohada sollozabas una súplica de oscura aquiescencia, de derramado pelo. Más tarde comprendiste y no hubo pena, me cediste la ciudad de tu más profunda piel desde tanto horizonte diferente, después de fabulosas máquinas de sitio y parlamentos y batallas. En esta vaga vainilla de tabaco que hoy me mancha los dedos se despierta la noche en que tuviste tu primera, tu última pena. Cierro los ojos y aspiro en el pasado ese perfume de tu carne más secreta, quisiera no abrirlos a este ahora donde leo y fumo y todavía creo estar viviendo.

viernes, 9 de octubre de 2009

Here come the sun,

Josefina, ya esta cansada de tanto actuar solo quiere recostarse y soñar,
cree aun en el amor,cree que una mirada sigue siendo mas que miles de palabras,
ya "curtida" por los años, aunque parescan no ser tantos, cree que ya nada puede cambiar.
Solo busca un poco de felicidad, y cree encontrarla al ver salir el sol cada mañana.

miércoles, 7 de octubre de 2009

OJOS

A pesar de que vuelvo
a mis tierras de inocencia
canta amor desde adentro,
bosque dan brisa los cerros,
bandos que miran tu cuerpo,
ruido, viene del agua
en tus pies se agita la calma,
aunque quieran soplarte.
A pesar de que vuelvo,
a mis tierras de inocencia
canta amor desde adentro,
bosque da brisa a los cerros.

Machi, Pomo y el Flaco? ♥


""Según la Rolling Stone no solo Invisible, sino tambien tocarían Almendra, Pescado Rabioso y Jade

En noviembre de 1969 vio la luz Almendra, el primer LP del grupo de Luis Alberto Spinetta, Emilio del Guercio, Rodolfo García y Edelmiro Molinari. Y a cuatro décadas de esa edición, Spinetta prepara un show para el 4 de diciembre en el estadio de Vélez Sarsfield.

Según pudo averiguar RS, en ese concierto El Flaco tocaría canciones de todo su repertorio, incluyendo material de Almendra, Pescado Rabioso, Invisible y Jade, además de su trabajo como solista. Para eso ensaya en el barrio de Villa Ortúzar, en la misma sala que Charly García, David Lebón, Pedro Aznar y Deborah de Corral. Y, tiendo en cuenta que todos los integrantes de todas sus agrupaciones están vivos (la malograda excepción es Daniel "El Tuerto" Wirtz, baterista de Los Socios del Desierto), no es descabellado pensar en una suerte de "Spinetta Fest", con reuniones de Almendra, Invisible, Pescado y Jade.

Cabe recordar que Almendra se reunió en 1979, y publicó un álbum doble en vivo (Almendra en Obras) y un trabajo con nuevo material en estudio (El valle interior). Y también los memoriosos pueden dar cuenta de que el Flaco, Machi y Pomo fueron invitados a la presentación del disco de Jade Bajo Belgrano en el Teatro Coliseo en 1983, y que junto al tecladista Leo Sujatovich interpretaron el clásico de Invisible "Dios de adolescencia" y "Será que la canción llegó hasta el sol" (de Mondo di Cromo).
""

Hermosa noticia de cumpleaños! GRACIAS florii por alegrarme el dia de ayer, con esta noticia ♥

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Ya entendí
ya esperé que todo cambiara a tiempo
ya escuché
ya banqué lo que nadie se imagina
todo está
todo va, más que nada en el camino
y ahora estoy en mi lugar
no hay nada que perder, salvo vos
si te pude entender
no es porque te haya aceptado como sos
no te puedo aconsejar,
no te puedo sacar de ahí, salvo vos

ya entendí
ya logré que el camino se ajustara
todo está
todo vuelve
todo más que nada sufre

martes, 29 de septiembre de 2009

Yo le había hecho una blanca canción
del amor entre una nube y un pez volador.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Pueden robarte el corazón,
cagarte a tiros el morón,
pueden lavarte la cabeza por nada.
La escuela nunca me enseñó
que al mundo lo han partido en dos,
mientras los sueños se desangran por nada.


Pero el amor es mas fuerte

Mas fuerte.

Cuando podran disimular
la guerra en tiempos de paz
si aqui los muertos siguen vivos.
Pueden jurar que no es verdad
el viejo sueño de volar,
pueden guardarte en una jaula por nada.

Pero el amor es mas fuerte,

Pedrito escribe sin parar
que el mundo esta por estallar
y los demas en la oficina por nada.
Pueden robarte el corazón,
cagarte a tiros en Morón,
pueden lavarte la cabeza por nada.

Pero el amor es mas fuerte,

martes, 22 de septiembre de 2009

Si si si si estoy en crisis, un psicologo por favor!

  • "En estos momentos asi, me agarran esas preguntas existenciales, Quien carajo te mando a meterte en ABOGACIA???, si queria estudias psicologia!!!!! Que hago? Que hago?"






  • "Despues reflexionas, te tranquilizas y decis, bien bien estoy bien! el lunes tengo parcial de historia de las instituciones, pero estoy, (cambias de animos y cerras con el infaltable) porque esta materia de mierda me viene a tocar, por que por que HISTORIA para que la quiero si me va a dar de comer el Codigo el Civil,el Penal el Comercial, el codigo que sea menos HISTORIA"

  • Necesito hacer catarsis, la facultad me tiene mal!

viernes, 18 de septiembre de 2009

!"# y si amanece por fin

Anda deja que te desabroche un botón,
que se come con piel la manzana prohibida.
y tal vez no tengamos más noches,
y tal vez no seas tú, y tal vez no seas tú, la mujer de mi vida.


El tiempo es un microbús que sólo cruza una vez
esta breve y absurda comedia

y yo no soy Mickey Rourke ni tú Kim Basinguer ni tengo nueve semanas y media.
La buena reputación es conveniente dejarla caer a los pies de la cama
hoy tienes una ocasión de demostrar que eres una mujer además de una dama.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Mariposas de madera
yo te voy a regalar
a ver si te guardas algo
y no lo largas a volar.

Mariposas de alas de agua
no te quieras escapar.
Si te busco no te encuentro,
cuando te encuentro no estas.

Oye amigo
toma la red.
Vamos al rio
ven a pescar.

Oye amiga
dame la mano
que ya es hora
de caminar.

sábado, 12 de septiembre de 2009





Te Verde,
  • Y otro día mas, y nuevas penas que recordar,

martes, 8 de septiembre de 2009

Ella no es hermosa pero donde va pasan cosas,

Media Josefina despierta
le molestó la luna por la ventana abierta.

Llegó una carta desde el frente el cántaro se rompe
y se secó la fuente.

Va a decidir qué hacer cuando despierte del todo y borrar con la mano lo que ayer escribió con el codo
habrá que ver
si la crónica josefina reacciona
la Josefina mitad
tiene muy poca maldad
pero está cansada de esperar.

Media Josefina está rota
no tiene muchos años pero le hicieron daño
rompió una lanza por la risa
pero no tiene prisa y se ríe muy poco.

No va a saber qué hacer cuando no sople más viento
no sabe distinguir el amor de cualquier sentimiento
quiere vivir
una vida diferente cada día
la Josefina-mitad
está en la flor de la edad pero está cansada de esperar.

En la ventana hay una nota: el pájaro no vuela
tiene las alas rotas.

Media Josefina lamenta
que el tiempo se consume y lo demás no cuenta.


La vida es una cárcel con las puertas abiertas
Josefina escribió en la pared con la tripa revuelta
nada que ver
no habrá flores en la tumba del pasado
la Josefina mitad dice siempre la verdad
pero está cansada de esperar.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Capitulo 4,

"Pretendí la poesía y me perdí en un todavía"
Exactamente 2 meses que no escribo, 60 días; no entiendo que es lo que ocurre conmigo, me encuentro desconcertada, me tiene a mal traer todo lo que pasa a mi alrededor, no se si soy yo o que es pero siento una especie de cambio que esta surgiendo desde el interior de mi ser.
Hay días en los que pienso rehacer mi vida de una u otra manera; no encuentro ese motivo que me aliente a seguir, no encuentro a esa persona que me hable al oído y me diga "dale,seguí que podes".
Me siento tan alejada del mundo, creo estar viviendo en una realidad distinta a la de los demás, tal vez me encuentre así por mi discusión con Pablo, odio que nos peleemos y me asusta esto por que cada vez son mas intensas las peleas, cada vez pasamos mas tiempo separados que juntos, me siento egoísta, él sigue con su vida como si nada, y no quiero pensarlo así, tal vez sienta tanto dolor como yo, siempre desde otro lado no! Lo amo tanto, es mi hermano del alma y no puedo evitar sentirme egoísta con él, me quejo por todo lo se, se que esta empezando una relación se que esta conociéndose con una chica, y yo en vez de apoyarlo lo peleo, estoy tan inbancable ultimamente, trato de recordar mas cosas de esos años,detalles que se me hayan escapado y lo único que encuentro es una cicatriz en mi brazo derecho, esta bien que la tenga ahí me recuerda que se puede estar peor de lo que estoy.
Odio leerme y ver como sigo añorando mi pasado, es como si de repente se hubiera producido un corte esencial en mi, y ahora soy otra ahora soy Josefina, ahora me alimento de las penas, vivo de mi dolor, trato de encontrar ese rayo de luz que ilumine mis días y siempre encuentro la misma pared oscura con la cual choco todos los días de mi vida.
No quiero desprenderme de la Josefina que soy pero quisiera empezar a vivir de otro modo.

domingo, 6 de septiembre de 2009

contigo ♥

Yo no quiero un amor civilizado,
con recibos y escena del sofá;
yo no quiero que viajes al pasado
y vuelvas del mercado
con ganas de llorar.

Yo no quiero vecínas con pucheros;
yo no quiero sembrar ni compartir;
yo no quiero catorce de febrero
ni cumpleaños feliz.

Yo no quiero cargar con tus maletas;
yo no quiero que elijas mi champú;
yo no quiero mudarme de planeta,
cortarme la coleta,
brindar a tu salud.

Yo no quiero domingos por la tarde;
yo no quiero columpio en el jardin;
lo que yo quiero, corazón cobarde,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

Yo no quiero juntar para mañana,
no me pidas llegar a fin de mes;
yo no quiero comerme una manzana
dos veces por semana
sin ganas de comer.

Yo no quiero calor de invernadero;
yo no quiero besar tu cicatriz;
yo no quiero París con aguacero
ni Venecia sin tí.

No me esperes a las doce en el juzgado;
no me digas "volvamos a empezar";
yo no quiero ni libre ni ocupado,
ni carne ni pecado,
ni orgullo ni piedad.

Yo no quiero saber por qué lo hiciste;
yo no quiero contigo ni sin ti;
lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

viernes, 4 de septiembre de 2009


la buena reputación es conveniente dejarla caer a los pies de la cama , hoy tienes una ocasión de demostrar que eres una mujer además de una dama


martes, 1 de septiembre de 2009

You make me feel like I do, how do you do it?

When you try your best, but you don´t succeed
When you get what you want, but not what you need
When you feel so tired, but you can´t sleep
Stuck in reverse
When the tears come streaming down your face
When you lose something you can´t replace
When you love someone, but it goes to waste
Could it be worse?


Lights will guide you home
And ignite your bones
And I will try to fix you

lunes, 31 de agosto de 2009

Ella solo intenta ser feliz,


How do you do it?
You make me feel like I do
How do you do it?
It's better than I ever knew,

martes, 25 de agosto de 2009

Febrero,


Siempre lo sé, yo siempre supe todo
Me anticipo al diario de ayer
Nadie la ve, nadie la mira como
Desde adentro yo la miré

Cuando digo que voy a volver
Me río primero (me río primero)

Todos se van y esto recién empieza
Sin testigos, mucho mejor
Un golpe más, un golpe necesario
No hay noticias en el balcón

Cuando digo que voy a volver
Me río primero
Y si digo que voy a volver
Me río primero






En el bar un vaso me habla de vos
Cada vez que se termina
Y en el bar tu mesa ya se durmió
Con las sillas arriba

Siempre es igual, tengo que soportar las
Veintiocho de ese puñal
Nadie quedó, esta ciudad se alquila
Con lo poco que el viento dejó

Y en el bar un vaso hablaba de vos
La sirena desafina
Y en el bar febrero se me pasó...

lunes, 24 de agosto de 2009

Carpe Diem *

Tu ne quaesieris (scire nefas) quem mihi, quem tibi fienm di dederint, Leuconoe, nec Babilonios temptaris numeros. Ut melius quicquid erit pati!
Seu pluris hi
emes seu tribuit Iuppiter ultimam, quae nunc oppositis debilitat pumicibus mare Tyrrenum, sapias, vina liques et spatio brevi spem longam reseces. Dum loquimur, fugerit invida aetas: carpe diem, quam minimum credula postero.



No busques el final que a ti o a mí nos tienen reservado los dioses (que por otra parte es sacrilegio saberlo), oh Leuconoé, y no te dediques a investigar los cálculos de los astrólogos babilonios. ¡Vale más sufrir lo que sea! Puede ser que Júpiter te conceda varios inviernos, o puede ser que éste, que ahora golpea al mar Tirreno contra las rocas de los acantilados, sea el último; pero tú has de ser sabia, y, mientras, filtra el vino y olvídate del breve tiempo que queda amparándote en la larga esperanza. Mientras estamos hablando, he aquí que el tiempo, envidioso, se nos escapa: aprovecha el día de hoy, y no pongas de ninguna manera tu fe ni tu esperanza en el día de mañana.

"Odas" escrita por Horacio, poeta latino que nació el año 65 A.C. y murió el año 8 a.c.

domingo, 23 de agosto de 2009

Brumas en la bruma #

Dejan la cabeza en un lugar
y sube el agua con sus pies a ver
varias rocas huellas de naranja
que mañana no estarán aquí
casi medio hojas en el fuego
se lanzaron a la calle
los hermanos del amor
Claros sortilegios
desde el fondo
se proyectan en tu cuerpo real
son las brumas frescas de tu raza
las que traen el recuerdo tal vez
varias huellas en el pasto
y un mensaje entre la bruma
la cabeza en tu lugar.
Estoy entusiasmada con tu corazón,
todos los días así, toda mi vida...
Estoy iluminada con tu sencillez,
todos los días amor, toda la vida...
Dale luz al instante...
tal vez no te arrepentirás...
Dale luz al instante...
y que el cielo le responda al mar...
Dale luz al instante...
y es que nunca nunca te arrepentirás...
Estoy entusiasmada con tu río de amor, es una fuerza que une mi destino
¿cómo haré para encantarte con la canción,
que es un anhelo que dura,
lo que una brisa?

Solo dale luz al instante,
nunca te arrepentirás...
Dale luz al instante...
y que el cielo le responda al mar...
dale luz, luz, luz...
y es que nunca te arrepentirás,
dale luz al instante
tarde o temprano el tiempo se acabará...
al volver de su noche oscura,
que ya pasó...
y tú al mirarte al espejo...
tal vez querrás,
que se detenga el mundo,
solo para tí..
Y eso no puede ser,
no puede ser,
mi vida...
Solo dale luz al instante...
nunca te arrepentirás,
dale luz al instante...
y que el cielo le responda al mar,
dale luz, luz, luz...
nunca te arrepentirás...
Dale luz al instante...
sin sospecharlo el viento te arrebatará...
esa hoja escrita,
con tu mejor canción...
que ya no recordarás,
y que creías que haría,
una revolución,
sin amor...
y es que nunca funcionó...
¡Porque no puede ser,
no puede ser,
mi vida... !

sábado, 22 de agosto de 2009

#

No sos mío no estás
en mi vida
a mi lado
no comés en mi mesa
ni reís ni cantás
ni vivís para mí
somos ajenos

y yo misma
y mi casa
sos un extraño huésped
que no busca no quiere
más que una cama
a veces.
Qué puedo hacer
cedértela.
Pero yo vivo sola.
Alineación al centro

jueves, 20 de agosto de 2009

Yesterday, all my troubles seemed so far away. Now it looks as though they're here to stay.
Oh, I believe in yesterday.
Suddenly, I'm not half the woman I used to be, There's a shadow hanging over me,
Oh, yesterday came suddenly.
Why he had to go I don't know he wouldn't say. I said something wrong, Now I long for yesterday.
Yesterday, love was such an easy game to play. Now I need a place to hide away.
Oh, I believe in yesterday.
Why he had to go I don't know he wouldn't say. I said something wrong, Now I long for yesterday.
Yesterday, love was such an easy game to play. Now I need a place to hide away.
Oh, I believe in yesterday.

El río,

Y sí, parece que es así, que te has ido diciendo no sé qué cosa, que te ibas a tirar al Sena, algo por el estilo, una de esas frases de plena noche, mezcladas de sábana y boca pastosa, casi siempre en la oscuridad o con algo de mano o de pie rozando el cuerpo del que apenas escucha, porque hace tanto que apenas te escucho cuando dices cosas así, eso viene del otro lado de mis ojos cerrados, del sueño que otra vez me tira hacia abajo. Entonces está bien, qué me importa si te has ido, si te has ahogado o todavía andas por los muelles mirando el agua, y además no es cierto porque estás aquí dormida y respirando entrecortadamente, pero entonces no te has ido cuando te fuiste en algún momento de la noche antes de que yo me perdiera en el sueño, porque te habías ido diciendo alguna cosa, que te ibas a ahogar en el Sena, o sea que has tenido miedo, has renunciado y de golpe estás ahí casi tocándome, y te mueves ondulando como si algo trabajara suavemente en tu sueño, como si de verdad soñaras que has salido y que después de todo llegaste a los muelles y te tiraste al agua. Así una vez más, para dormir después con la cara empapada de un llanto estúpido, hasta las once de la mañana, la hora en que traen el diario con las noticias de los que se han ahogado de veras.
Me das risa, pobre. Tus determinaciones trágicas, esa manera de andar golpeando las puertas como una actriz de tournées de provincia, uno se pregunta si realmente crees en tus amenazas, tus chantajes repugnantes, tus inagotables escenas patéticas untadas de lágrimas y adjetivos y recuentos. Merecerías a alguien más dotado que yo para que te diera la réplica, entonces se vería alzarse a la pareja perfecta, con el hedor exquisito del hombre y la mujer que se destrozan mirándose en los ojos para asegurarse el aplazamiento más precario, para sobrevivir todavía y volver a empezar y perseguir inagotablemente su verdad de terreno baldío y fondo de cacerola. Pero ya ves, escojo el silencio, enciendo un cigarrillo y te escucho hablar, te escucho quejarte (con razón, pero qué puedo hacerle), o lo que es todavía mejor me voy quedando dormido, arrullado casi por tus imprecaciones previsibles, con los ojos entrecerrados mezclo todavía por un rato las primeras ráfagas de los sueños con tus gestos de camisón ridículo bajo la luz de la araña que nos regalaron cuando nos casamos, y creo que al final me duermo y me llevo, te lo confieso casi con amor, la parte más aprovechable de tus movimientos y tus denuncias, el sonido restallante que te deforma los labios lívidos de cólera. Para enriquecer mis propios sueños donde jamás a nadie se le ocurre ahogarse, puedes creerme.
Pero si es así me pregunto qué estás haciendo en esta cama que habías decidido abandonar por la otra más vasta y más huyente. Ahora resulta que duermes, que de cuando en cuando mueves una pierna que va cambiando el dibujo de la sábana, pareces enojada por alguna cosa, no demasiado enojada, es como un cansancio amargo, tus labios esbozan una mueca de desprecio, dejan escapar el aire entrecortadamente, lo recogen a bocanadas breves, y creo que si no estaría tan exasperado por tus falsas amenazas admitiría que eres otra vez hermosa, como si el sueño te devolviera un poco de mi lado donde el deseo es posible y hasta reconciliación o nuevo plazo, algo menos turbio que este amanecer donde empiezan a rodar los primeros carros y los gallos abominablemente desnudan su horrenda servidumbre. No sé, ya ni siquiera tiene sentido preguntar otra vez si en algún momento te habías ido, si eras tú la que golpeó la puerta al salir en el instante mismo en que yo resbalaba al olvido, y a lo mejor es por eso que prefiero tocarte, no porque dude de que estés ahí, probablemente en ningún momento te fuiste del cuarto, quizá un golpe de viento cerró la puerta, soñé que te habías ido mientras tú, creyéndome despierto, me gritabas tu amenaza desde los pies de la cama. No es por eso que te toco, en la penumbra verde del amanecer es casi dulce pasar una mano por ese hombro que se estremece y me rechaza. La sábana te cubre a medias, mis manos empiezan a bajar por el terso dibujo de tu garganta, inclinándome respiro tu aliento que huele a noche y a jarabe, no sé cómo mis brazos te han enlazado, oigo una queja mientras arqueas la cintura negándote, pero los dos conocemos demasiado ese juego para creer en él, es preciso que me abandones la boca que jadea palabras sueltas, de nada sirve que tu cuerpo amodorrado y vencido luche por evadirse, somos a tal punto una misma cosa en ese enredo de ovillo donde la lana blanca y la lana negra luchan como arañas en un bocal. De la sábana que apenas te cubría alcanzo a entrever la ráfaga instantánea que surca el aire para perderse en la sombra y ahora estamos desnudos, el amanecer nos envuelve y reconcilia en una sola materia temblorosa, pero te obstinas en luchar, encogiéndote, lanzando los brazos por sobre mi cabeza, abriendo como en un relámpago los muslos para volver a cerrar sus tenazas monstruosas que quisieran separarme de mí mismo. Tengo que dominarte lentamente (y eso, lo sabes, lo he hecho siempre con una gracia ceremonial), sin hacerte daño voy doblando los juncos de tus brazos, me ciño a tu placer de manos crispadas, de ojos enormemente abiertos, ahora tu ritmo al fin se ahonda en movimientos lentos de muaré, de profundas burbujas ascendiendo hasta mi cara, vagamente acaricio tu pelo derramado en la almohada, en la penumbra verde miro con sorpresa mi mano que chorrea, y antes de resbalar a tu lado sé que acaban de sacarte del agua, demasiado tarde, naturalmente, y que yaces sobre las piedras del muelle rodeada de zapatos y de voces, desnuda boca arriba con tu pelo empapado y tus ojos abiertos.

lunes, 17 de agosto de 2009

_

Mi mamá siempre dice que hay que cerrar círculos. Todo lo que se emprende, se empieza, debe tener un final, una conclusión. Es prácticamente elemental e indispensable que esto se lleve a cabo porque si no es inevitable que se remate atropelladamente. No es cuestión de ir abriendo círculos por ahí inconscientemente, pongámonos de acuerdo querido lector. Pero espere, no es tiempo aun de sacar conclusiones. Primero lea la situación, siga la pista, escrute, fisgonee, indague. Cada círculo tiene un final, individual y único.

Debería aclarar que todos los concluyentes tienen algún círculo del que corresponden, salvo uno. La excepción de la regla, pese a quien le pese. Dejar de lado, entre renglones, borrar, desconocer, marginar, tomarse un lexotanil, perder el hilo, el Alzheimer consentido. Antes que eso les recomendaría que caigan una a una las lágrimas, cierren los ojos, especulen, premediten y después dejen pasar unos días. Si es posible en esos días ilusiónense vanamente y superfluamente de que de repente el círculo de un giro (valga la redundancia) y que vuelva a empezar en vez de terminar. Claro, justo ustedes, los que tan astutos se creían vienen a considerar virtualmente factible el hecho de que eso suceda. ¿Ven que nunca aprenden argentinos ignorantes hijos de lo cómodo? El último paso sería desplegar, proceder con lo decidido y de una vez por todas vencer y acabar el famoso círculo.

Hoy, termina otro de mis círculos. ¿Asique esto fue todo? ¿Ahora hay que sonreír y desearle suerte a gente que ya no es nada (casi nada)? Podría decir la verdad, contradecirme con todo lo que acabo de decir y confesarles de que no estoy segura, pero mejor digamos que es lo que hay. Mi circulo termina así, sabiendo que di lo mejor de mí que podría haber dado, no escatimé en nada nunca ni mucho menos y principalmente deje de lado el orgullo (y eso es decir mucho). Suerte.

(Debería agregar que todo final de círculo concluye irreverentemente con el comienzo de otro y esa es la mejor parte)

sábado, 15 de agosto de 2009

todo vuelve a mi una vez mas,

Sin querer, te lastimé.
Sin querer,
te abandoné.
Sólo sé que yo no sé,
cuidarte de mi amor.

Necesito tu perdón,
necesito verte hoy.
Sólo sé que yo no sé,
cuidarte de mi amor.
Si al final, siempre el tiempo se va,
donde caen los días.
Si al final,
abrazarse al dolor,
no nos deja brillar.
Dime que será,
qué será de los dos
cuando pase la vida?

Algo ocurrirá,
tengo una sensación,
una carta guardadda,
un buen signo del sol.
Nada es para siempre,
nada es para siempre.
No me digas mi amor,
que te falta valor,
porque nada es para siempre.
Si pudieramos hablar,
si pudieramos dejarlo.

Vos sabés que yo no sé,
cuidarte de mi amor.
Otra vez me equivoqué,
otra vez te abandoné.
Vos sabés que yo no sé,
cuidarte de mi amor.
El azar nos permite cambiar
nuestro incierto destino.
El temor que nos puede vencer
sin mirar más allá.
Yo creo que al final,
nunca sé dónde voy,
pero sigo un camino.
Algo ocurrirá, tengo la sensación,
una carta marcada,
un buen signo del sol.
Nada es para siempre,
nada es para siempre,
no me digas mi amor,
que te falta valor, porque nada es para siempre.
Nada es para siempre
mada es para siempre,
Si tu risa escapó,
si no escuchas mi voz.
Sabés, nada es para siempre...
Todo vuelve a mí,
una vez más.
Todo vuelve a mí, una vez más...
Una vez más, me aliviarás, me aliviarás...
Todo vuelve a mí una vez más,
todo vuelve a mí, una vez más...
Tan cerca de mí, un vez más...

martes, 11 de agosto de 2009

Capitulo 20, rayuela

-Siempre me sospeche que acabarías acostándote con él -dijo Oliveira.
La Maga tapó a su hijo que berreaba un poco menos, y se frotó las manos con un algodón.
-Por favor laváte las manos como Dios manda -dijo Oliveira-. Y sacá toda esa porquería de ahí.
-En seguida -dijo la Maga. Oliveira aguantó su mirada (lo que siempre le costaba bastante) y la Maga trajo un diario, lo abrió sobre la cama, metió los algodones, hizo un paquete y salió de la pieza para ir a tirarlo al water del rellano. Cuando volvió, con las manos rojas y brillantes, Oliveira le alcanzó su mate. Se sentó en el sillón bajo, chupó aplicadamente. Siempre estropeaba el mate, tirando de un lado y del otro la bombilla, revolviéndola como si estuviera haciendo polenta.
-En fin- dijo Oliveira, sacando el humo por la nariz-. De todos modos me podían haber avisado. Ahora voy a tener seiscientos francos de taxi para llevarme mis cosas a otro lado. Y conseguir una pieza, que no es fácil en esta época.
-No tenés por qué irte -dijo la Maga-. ¿Hasta cuándo vas a seguir imaginando falsedades?
-Imaginando falsedades -dijo Oliveira-. Hablás como en los diálogos de las mejores novelas rioplatenses. Ahora solamente te falta reírte con todas las vísceras de mi grotesquería sin pareja, y la rematás fenómeno.
-Ya no llora más -dijo la Maga, mirando hacia la cama-. Hablemos bajo, va a dormir muy bien con la aspirina. Yo no me he acostado para nada con Gregorovius.
-Oh sí que te has acostado.
-No, Horacio. ¿Por qué no te iba a decir? Desde que te conocí no he tenido otro amante que vos. No me importa si lo digo mal y te hacen reír mis palabras. Yo hablo como puedo, no sé decir lo que siento.
-Bueno, bueno -dijo aburrido Oliveira, alcanzándole otro mate-. Será que tu hijo te cambia, entonces. Desde hace días estás convertida en lo que se llama una madre.
-Pero Rocamadour está enfermo.
-Más bien - dijo Oliveira-. Qué querés, a mi los cambios me parecieron en otro orden. En realidad ya no nos aguantamos demasiado.
-Vos sos el que no me aguanta. Vos sos el que no aguantás a Rocamadour.
-Eso es cierto, el chico no entraba en mis cálculos. Tres es mal número dentro de una pieza. Pensar que con Ossip ya somos cuatro, es insoportable.
-Ossip no tiene nada que ver.
-Si calentaras la pavita -dijo Oliveira.
-No tiene nada que ver -repitió la Maga-. ¿Por qué me hacés sufrir, bobo? Ya sé que estás cansado, que no me querés más. Nunca me quisiste, era otra cosa una manera de soñar. Andate, Horacio, no tenés por qué quedarte. A mi ya me ha pasado tantas veces... Miró hacia la cama. Rocamadour dormía.
-Tantas veces -dijo Oliveira, cambiando la yerba-. Para la autobiografía sentimental sos de una franqueza admirable. Que lo diga Ossip. Conocerte y oír enseguida la historia del negro es todo uno.
-Tengo que decirlo, vos no comprendés.
-No lo comprenderé, pero es fatal.
-Yo creo que tengo que decirlo aunque sea fatal. Es justo que uno le diga a un hombre como ha vivido, si lo quiere. Hablo de vos, no de Ossip. Vos me podías contar o no de tus amigas, pero tenía que decirte todo. Sabés, es la única manera de hacerlos irse antes de empezar a querer a otro hombre, la única manera de que pasen al otro lado de la puerta y nos dejen a los dos solos en la pieza.
-Una especie de ceremonia expiatoria, y por qué no propiciatoria. Primero el negro.
-Sí -dijo la Maga, mirándolo-. Primero el negro. Después Ledesma.
-Después Ledesma, claro.
-Y los tres del callejón, la noche de carnaval.
-Por delante -dijo Oliveira, cebando el mate.
-Y monsieur Vincent, el hermano del hotelero.
-Por detrás.
-Y un soldado que lloraba en un parque..
-Por delante.
-Y vos.
-Por detrás. Pero eso de ponerme a mi en la lista estando yo presente es como una confirmación de mis lúgubres premoniciones. En realidad la lista completa se la habrás tenido que recitar a Gregorovius.
La Maga revolvía la bombilla. Había agachado la cabeza y todo el pelo le cayó de golpe sobre la cara, borrando la expresión que Oliveira había espiado con aire indiferente.

Después fuiste la amiguita
de un viejo boticario,
y el hijo de un comisario
todo el vento te sacó...

Oliveira canturreaba el tango. La Maga chupó la bombilla y se encogió de hombros, sin mirarlo. -Pobrecita-, pensó Oliveira. Le tiró un manotón al pelo, echándoselo para atrás brutalmente como si corriera una cortina. La bombilla hizo ruido seco entre los dientes.
-Es casi como si me hubieras pegado -dijo la Maga, tocándose la boca con los dedos que temblaban-. A mi no me importa, pero...
-Por suerte te importa -dijo Oliveira-.. Si no me estuvieras mirando así te despreciaría. Sos maravillosa, con Rocamadour y todo.
-De qué me sirve que me digas eso.
-A mi me sirve.
-Si, a vos te sirve. A vos todo te sirve para lo que andás buscando.
-Querida -dijo gentilmente Oliveira-, las lágrimas estropean el gusto de la yerba, es sabido.
-A lo mejor también te sirve que yo llore.
-Si, en la medida en que me reconozco culpable.
-Andáte, Horacio, va a ser lo mejor.
-Probablemente. Fijáte, de todas maneras, que si me voy ahora cometo algo que se parece casi al heroísmo, es decir que te dejo solo, sin plata y con tu hijo enfermo.
-Sí -dijo la Maga sonriendo homéricamente entre lágrimas-. Es casi heroico, cierto.
-Y como disto de ser un héroe, me parece mejor quedarme hasta que sepamos a qué atenernos, como dice mi hermano con su bello estilo.
-Entonces quedáte.
-¿Pero vos comprendés cómo y por qué renuncio a ese heroísmo?
-Si, claro.
-A ver, explicá por qué no me voy.
-No te vas porque sos bastante burgués y tomás en cuenta que pensarían Ronald y Babs y los otros amigos.
-Exacto. Es bueno que veas que vos no tenés nada que ver en mi decisión. No me quedo por solidaridad ni por lástima ni porque hay que darle la mamadera a Rocamadour. Y mucho menos porque vos y yo tengamos todavía algo en común.
-Sos tan cómico a veces -dijo la Maga.<
-Por supuesto -dijo Oliveira-. Bob Hope es una mierda al lado mío.
-Cuando decís que ya no tenemos nada en común, ponés la boca de una manera...
-Un poco así, ¿verdad?
-Si, es increíble.
Tuvieron que sacar los pañuelos y taparse la cara con las dos manos, soltaban tales carcajadas que Rocamadour se iba a despertar, era algo horrible. Aunque Oliveira hacía lo posible por sostenerla, mordiendo el pañuelo y llorando de risa, la Maga resbaló poco a poco del sillón, que tenía las patas delanteras más cortas y la ayudaba a caerse, hasta quedar enredada entre las piernas de Oliveira que se reía con un hipo entrecortado y que acabó escupiendo el pañuelo con una carcajada.
-Mostrá otra vez cómo pongo la boca cuando digo esas cosas -suplicó Oliveira.
-Así -dijo la Maga, y otra vez se retorcieron hasta que Oliveira se dobló en dos apretándose la barriga, y la Maga vio su cara contra la suya, los ojos que la miraban brillando entre lágrimas. Se besaron al revés, ella hacia arriba y él con el pelo colgando como un fleco, se besaron mordiéndose un poco porque sus bocas no se reconocían, estaban besando bocas diferentes, buscándose con las manos en un enredo infernal de pelo colgando y el mate que se había volcado al borde de la mesa y chorreaba en la falda de la Maga.
-Decime cómo hace el amor Ossip -murmuró Oliveira, apretando los labios contra los de la Maga-. Pronto que se me sube la sangre a la cabeza, no puedo seguir así, es espantoso.
-Lo hace muy bien -dijo la Maga mordiéndose el labio-. Muchísimo mejor que vos y más seguido.
-¿Pero te retila la murta? No me vayas a mentir. ¿Te la retila de veras?
-Muchísimo. Por todas partes, a veces demasiado. Es una sensación maravillosa.
-¿Y te hace poner con los plíneos entre las argustas?
-Sí, y después nos entreturnamos los porcios hasta que él dice basta basta, y yo tampoco puedo más, hay que apurarse comprendés. Pero eso vos no lo podés comprender, siempre te quedás en la gunfia más chica.
-Yo y cualquiera -rezongó Oliveira, enderezándose-. Che, este mate es una porquería, yo me voy un rato a la calle.
-¿No querés que te siga contando de Ossip? -dijo la Maga-. En glíglico.
-Me aburre mucho el glíglico. Además vos no tenés imaginación, siempre decís las mismas cosas. La gunfia, vaya novedad. Y no se dice -contando de-.
-El glíglico lo inventé yo -dijo resentida la Maga-. Vos soltás cualquier cosa y te lucís, pero no es el verdadero glíglico.
-Volviendo a Ossip...
-No seas tonto, Horacio, te digo que no me he acostado con él. ¿Te tengo que hacer el gran juramento de los sioux?
-No, al final me parece que te voy a creer.
-Y después -dijo la Maga- lo más probable es que acabe por acostarme con Ossip, pero serás vos el que lo habrá querido.
-¿Pero a vos realmente te puede gustar ese tipo?
-No. Lo que pasa es que hay que pagar la farmacia. De vos no quiero ni un centavo, y a Ossip no le puedo pedir plata y dejarlo con las ilusiones.
-Sí, ya sé -dijo Oliveira-. Tu lado samaritano. Al soldadito del parque tampoco lo podías dejar que llorara.
-Tampoco, Horacio. Ya ves lo distintos que somos.
-Sí, la piedad no es mi fuerte. Pero también yo podría llorar en una de esas, y entonces vos...
-No te veo llorando -dijo la Maga-. Para vos sería como un desperdicio.
-Alguna vez he llorado.
-De rabia, solamente. Vos no sabés llorar, Horacio, es una de las cosas que no sabés.
Oliveira atrajo a la Maga y la sentó en las rodillas. pensó que el olor de la Maga, de la nuca de la Maga, lo entristecía. Ese mismo olor que antes... -Buscara través de-, pensó confusamente.
-Sí, es una de las cosas que no sé hacer, eso y llorar y compadecerme.-
-Nunca nos quisimos -le dijo besándola en el pelo.
-No hablés por mí -dijo la Maga cerrando los ojos-. Vos no podés saber si yo te quiero o no. Ni siquiera eso podés saber.
-¿Tan ciego me crees?
-Al contrario, te haría tanto bien quedarte un poco ciego.
-Ah, sí, el tacto que reemplaza las definiciones, el instinto que va más allá de la inteligencia. la vía mágica, la noche oscura del alma.
-Te haría bien -se obstinó la Maga como cada vez que no entendía y quería disimularlo.
-Mirá, con lo que tengo me basta para saber que cada uno puede irse por su lado. Yo creo que necesito estar solo, Lucía; realmente no sé que voy a hacer. A vos y a Rocamadour, que me parece que se está despertando, les hago la injusticia de tratarlos mal y no quiero que siga.
-Por mí y por Rocamadour no te tenés que preocupar.
-No me preocupo pero andamos los tres enredándonos en los tobillos del otro, es incómodo y antiestético. Yo no seré lo bastante ciego, querida, pero el nervio óptico me alcanza para ver que vos te vas a arreglar perfectamente sin mí. Ninguna amiga mía se ha suicidado hasta ahora, aunque mi orgullo sangre al decirlo.
-Si, Horacio.
-De manera que si consigo reunir suficiente heroísmo para plantarte esta misma noche o mañana, aquí no ha pasado nada.
-Nada -dijo la Maga.
-Vos le llevarás de nuevo tu chico a maadame Irène, y volverás a París a seguir tu vida.
-Eso.
-Irás mucho al cine, seguirás leyendo novelas, te pasearás con riesgo de tu vida en los peores barrios y a las peores horas.
-Todo eso.
-Encontrarás muchísimas cosas extrañas en la calle, las traerás, fabricarás objetos. Wong te enseñará juegos malabares y Ossip te seguirá a dos metros de distancia, con las manos juntas y una actitud de humilde reverencia.
-Por favor, Horacio -dijo la Maga, abrazándose a él y escondiendo la cara.
-Por supuesto que nos encontraremos mágicamente en los sitios más extraños, como aquella noche en la Bastille, te acordás.
-En la rue Daval.
-Yo estaba bastante borracho y vos apareciste en la esquina y nos quedamos mirándonos como idiotas.
-Porque yo creía que esa noche vos ibas a un concierto.
-Y vos me habías dicho que tenías cita con madame Leónie.
-Por eso nos hizo tanta gracia encontrarnos en la rue Daval.
-Vos llevabas el pulóver verde y te habías parado en la esquina a consolar a un pederasta.
-Lo habían echado a golpes del café, y lloraba de una manera.
-Otra vez me acuerdo que nos encontramos cerca del Quai de Jemmapes.
-Hacía calor -dijo la Maga.
-Nunca me explicaste bien qué andabas buscando por el Quai de Jemmapes.
-Oh, no buscaba nada.
-Tenías una moneda en la mano.
-Me la encontré en el cordón de la vereda. Brillaba tanto.
-Y después fuimos a la Place de la Republiqué donde estaban los saltimbanquis, y nos ganamos una caja de caramelos.
-Eran horribles.
-Y otra vez yo salía del metro Mouton-Duvernet, y vos estabas sentada en la terraza de un café con un negro y un filipino.
-Y vos nunca me dijiste que tenías que hacer por el lado de Mouton-Duvernet.
-Iba a lo de una pedicura -dijo Oliveira-.Tenía una sala de espera empapelada con escenas entre violeta y solferino: góndolas, palmeras, y unos amantes abrazados a la luz de la luna. Imaginátelo repetido quinientas veces en tamaño doce por ocho.
-Vos ibas por eso, no por los callos.
-No eran callos, hija mía. Una auténtica verruga en la planta del pie. Avitaminosis, parece.
-¿Se te curó bien? -dijo la Maga, levantando la cabeza y mirándolo con gran concentración.
A la primera carcajada Rocamadour se despertó y empezó a quejarse. Oliveira suspiró, ahora iba a repetirse la escena, por un rato sólo vería a la Maga de espaldas, inclinada sobre la cama, las manos yendo y viniendo. Se puso a sebar mate, a armar un cigarrillo. No quería pensar. La Maga fue a lavarse las manos y volvió. Tomaron un par de mates casi sin mirarse.
-Lo bueno de todo esto -dijo Oliveira- es que no le damos calce al radioteatro. No me mires así, si pensás un poco te vas a dar cuenta de lo que quiero decir.
-Me doy cuenta -dijo la Maga-. No es por eso que te miro así.
-Ah, vos creés que...
-Un poco, sí. pero mejor no volver a hablar.
-Tenés razón. Bueno, me parece que mevoy a dar una vuelta.
-No vuelvas -dijo la Maga.
-En fin, no exageremos -dijo Oliveira-. ¿Dónde querés que me vaya a dormir? una cosa son los nudos gordianos y otra el céfiro que sopla en la calle, debe haber cinco grados bajo cero.
-Va a ser mejor que no vuelvas, Horacio -dijo la Maga-. Ahora me resulta fácil decírtelo. Comprendé.
-En fin -dijo Oliveira-. Me parece que nos apuramos a congratularnos por nuestro savoir faire.
-Te tengo tanta lástima, Horacio.
-Ah, eso no. Despacito, ahí.
-Vos sabés que yo a veces veo. Veo tan claro. Pensar que hace una hora se me ocurrió que lo mejor era ir a tirarme al río.
-La desconocida del Sena... Pero si vos nadás como un cisne.
-Te tengo lástima -insistió la Maga-. Ahora me doy cuenta. La noche que nos encontramos detrás de Notre-Dame también vi que... Pero no lo quise creer. Llevabas una camisa azul tan preciosa. Fue la primera vez que fuimos juntos a un hotel, ¿verdad?
-No, pero es igual. Y vos me enseñaste a hablar en glíglico.
-Si te dijera que todo eso lo hice por lástima.
-Veamos -dijo Oliveira, mirándola sobresaltado.
-Esa noche vos corrías peligro. Se veía, era como una sirena a lo lejos... no se puede explicar.
-Mis peligros son sólo metafísicos -dijo Oliveira-. Créeme, a mí no me van a sacar del agua con ganchos. Reventaré de una oclusión intestinal, de la gripe asiática o de un Peugeot 403.
-No sé -dijo la Maga-. Yo pienso a veces en matarme pero veo que no lo voy a hacer. No creas que es solamente por Rocamadour, antes de él era lo mismo. La idea de matarme me hace siempre bien. Pero vos, que no lo pensás... ¿Por qué decís: peligros metafísicos? También hay ríos metafísicos, Horacio. Vos te vas a tirar a uno de esos ríos.
-A lo mejor -dijo Oliveira- eso es el Tao.
-A mí me pareció que yo podía protegerte. No digas nada. En seguida me di cuenta de que no me necesitabas. Hacíamos el amor como dos músicos que se juntan para tocar sonatas.
-Precioso, lo que decís
-Era así, el piano iba por su lado y el violín por el suyo y de eso salía la sonata, pero ya ves, en el fondo no nos encontrábamos. Me di cuenta en seguida, Horacio, pero las sonatas eran tan hermosas.
-Si, querida.
-Y el glíglico.
-Vaya.
-Y todo, el Club, aquella noche en el Quai de Bercy bajo los árboles, cuando cazamos estrellas hasta la madrugada y nos contamos historias de príncipes, y vos tenías sed y compramos una botella de espumante carísimo, y bebimos a la orilla del río.
-Y entonces vino un clochard -dijo Oliveira- y le dimos la mitad de la botella.
-Y el clochard sabía una barbaridad, latín y cosas orientales, y vos le discutiste algo de...
-Averroes, creo.
-Si, Averroes.
-Y la noche que el soldado me tocó el traste en la Foire du Trône, y vos le diste una trompada en la cara, y nos metieron presos a todos.
-Que no oiga Rocamadour -dijo Oliveira riéndose.
-Por suerte Rocamadour no se acordará nunca de vos, todavía no tiene nada detrás de los ojos. Como los pájaros que comen las migas que uno les tira. Te miran, las comen, se vuelan... No queda nada.
-No -dijo Oliveira-. No queda nada.
En el rellano gritaba la del tercer piso, borracha como siempre a esa hora. Oliveira miró vagamente hacia la puerta, pero la Maga lo apretó contra ella, se fue resbalando hasta ceñirle las rodillas, temblando y llorando.
-¿Por qué te afligís así? -dijo Oliveira-. Los ríos metafísicos no pasan por cualquier lado, no hay que ir muy lejos a encontrarlos. Mirá, nadie se habrá ahogado con tanto derecho como yo, monona. Te prometo una cosa: acordarme de vos a último momento para que sea todavía más amargo. Un verdadero folletín, con tapa en tres colores.
-No te vayas -murmuró la Maga, apretándole las piernas.
-Una vuelta por ahí, nomás.
-No, no te vayas.
-Dejáme. Sabés muy bien que voy a volver, por lo menos esta noche.
-Vamos juntos -dijo la Maga-. Ves, Rocamadour duerme, va a estar tranquilo hasta la hora del biberón. tenemos dos horas, vamos al café del barrio árabe, ese cafecito triste donde se está tan bien.
Pero Oliveira quería salir solo. Empezó a librar poco a poco las piernas del abrazo de la Maga. Le acariciaba el pelo, le pasó los dedos por el collar, la besó en la nuca, detrás de la oreja, oyéndola llorar con todo el pelo colgándole en la cara. -Chantajes no-, pensaba. -Lloremos cara a cara, pero no ese hipo barato que se aprende en el cine.- Le levantó la cara, la obligó a mirarlo.
-El canalla soy yo -dijo Oliveira-. Dejáme pagar a mí. Llorá por tu hijo, que a lo mejor se muere, pero no malgastes las lágrimas conmigo. Madre mía, desde los tiempos de Zola no se veía una escena semejante. Dejáme salir, por favor.
-¿Por qué? -dijo la Maga, sin moverse del suelo, mirándolo como un perro.
-¿Por qué que?
-¿Por qué?
-Ah, vos querés decir por qué todo esto. Andá a saber, yo creo que ni vos ni yo tenemos demasiado la culpa. No somos adultos, Lucía. Es un mérito pero se paga caro. Los chicos se tiran siempre de los pelos después de haber jugado. Debe ser algo así. Habría que pensarlo.